Usted está aquí

Hoy entrevista a; Maite Ibáñez Giménez

El Idecart entrevista a profesionales de reconocido prestigio para conocer su opinión sobre la experiencia de Arteterapia que actualmente está desarrollando con personas que padecen Alzheimer de la asociación AFAV en el IVAM y patrocinados por DKV Seguros. 

El taller de arteterapia pretende vincular las magníficas obras de la exposición La eclosión de la abstracción en la colección del IVAM y la variedad de procedimientos y lenguajes que se ponen en juego como base inspiradora de la estimulación de la sensorialidad de las personas usuarias de AFAV que están participando. 

Este proyecto tiene el objetivo de activar y mejorar la salud desde los lenguajes artísticos, desde  la sensorialidad y la creatividad, que se encuentran en la base de la identidad que queda dañada en los procesos de pérdida de la memoria por el Alzheimer.

Primera entrevista;

Maite Ibáñez Giménez

Doctora en Historia del arte y gestora cultural. Es profesora en el Diploma Educación Artística y Gestión de Museos, y trabaja como técnica de gestión del Centre Cultural La Nau y el Palacio de Cerveró de la Universitat de València.  

Junto a la imagen por todos conocidas donde el arte ocupa un espacio en la creación de objetos artísticos, estéticos y culturales. Pensamos que existe otro, donde el arte se propone como un espacio de relación y reflexión, y los diferentes lenguajes artísticos aparecen como mediadores de la comunicación y la integración

 

  • ¿Cuál sería tu opinión al respecto, crees que el arte tiene un lugar en la transformación social y en la creación de nuevos valores y referencias que favorezcan actitudes y formas de comunicación más humanas y saludables?

 

El arte es una forma de comunicar y de emocionar. No sólo el artista desarrolla mensajes a través de él. La propia obra estimula, en ocasiones, una nueva manera de mirar el mundo. En este sentido el espectador se integra en los procesos artísticos a través de su experiencia personal y consigue activar nuevos canales que potencian los valores, desde un punto de vista individual o colectivo.

 

  • ¿Como profesional, en tu trabajo y en los proyectos que realizas desde el ámbito de tu disciplina se visibiliza y manifiesta esta dimensión del arte y la creación, desde esta perspectiva social, participativa y comunitaria?

 

Personalmente creo que se manifiesta de manera progresiva y dependiendo del tipo de proyectos. Pero es fundamental que la institución o el centro apueste por este canal. Si hay voluntad, los vínculos entre arte y actividad social aparecen en los programas. En general, creo que van creciendo. Es una forma de maximizar el resultado de las exposiciones, por ejemplo, y de atraer a nuevos públicos.

 

  • ¿Podrías comentar algunas experiencias concretas que hayas, o estés llevando a cabo donde se observe cómo se pueden modificar criterios en relación al género, la inclusión, el aprendizaje, los valores etc , y los beneficios y dificultades que has observado en relación a las personas?

 

Pondré dos ejemplos. Hace tres años en el Palau de Cerveró presentamos la exposiciones 'Cal·ligrafies de la malaltia. Lletra de metge' y 'Trencant barreres. Dones I ciències'. Ambas se complementaban con talleres didácticos. En la primera de ellas se dibujó una receta gigante en el muro (de las clásicas) donde se colocaban otras más pequeñas con mensajes de los chavales y los grupos de mayores. Tenían que escribir sus 'recetas para mejorar el mundo'.

En el segundo caso, había un apartado donde los estudiantes escribían sobre unos post-its qué carreras querían estudiar. Estos papelitos se pegaban sobre el muro y sólo llevaban el símbolo de hombre y mujer, para poder revisar qué carreras estaba eligiendo cada sexo y cómo eso se traducía en la vida real. Fueron experiencias que permitieron abrir debates y analizar resultados a través del arte. La verdad que todo fueron beneficios y no recuerdo las dificultades.

Por otra, desde el Centre Cultural La Nau se está trabajando en el proyecto 'Art I Ment', donde las artes plásticas y la música se integran en grupos de chavales con riesgo de exclusión social, para servir de estímulo a la comunicación de sus emociones y fortalecimiento de la autoestima a través del arte.

 

  • ¿Te parece que los museos están incorporando la misión de convertirse en espacios de integración y diversidad para colectivos desfavorecidos?

 

Creo que todavía no se puede generalizar, pero hay una línea de que está cobrando fuerza. Están pasando a ser centros de arte a centros sociales, que forman parte de una comunidad. Lugares de encuentro y de trabajo con colectivos diversos. También de integración de los colectivos del barrio.

 

  • ¿Crees que plantear actividades dentro de la línea de museos de puertas abiertas y participativos como “El color de la Memoria en la Abstracción:

talleres de arteterapia para personas con Alzheimer (AFAV)” que se está llevando a cabo el IDECART en el IVAM , patrocinado por DKV Seguros es positivo? ¿Qué piensas que puede aportar?

 

Creo que es muy positivo. En primer lugar para realizar un trabajo con profesionales que puedan ayudar a ese sector de la población. Afortunadamente España tiene una esperanza de vida alta y tenemos unos colectivos de mayores que requieren de actividades para mejorar su calidad de vida. Por otra parte, creo que es una buena herramienta para potenciar la cercanía con el arte contemporáneo. Tradicionalmente se considera un arte elitista, fuera de los círculos más generales, y que provoca las típicas frases de 'no lo entiendo' o 'eso lo hace mi sobrino'. Salvar esos obstáculos acercando a los públicos a un museo de arte contemporáneo es una buena opción siempre.